Otro problema para Gustavo Alfaro en cuanto a la pronunciada sangría de jugadores de Boca: Roma ofertó un préstamo de seis meses con opción de compra por Wilmar Barrios.

La idea del conjunto italiano es una cesión y luego pagar la clausula de 24 millones de dólares, siempre y cuando el colombiano juegue una determinada cantidad de partidos.

Si bien es una pieza importante para el equipo (disputó 66 encuentros desde su llegada en 2016), el jugador quiere saltar al fútbol europeo y Boca está dispuesto a dejarlo salir si le cierra desde lo económico.