La palabra es un acto de consideración para varios equipos del mundo. En Argentina, ese gesto parece haberse deteriorado, dada las situaciones que se desarrollan en algunos clubes al momento de aportar el pase de un futbolista por una suma importante en dólares.

Así se describe la similitud con Carlos Benavidez, a dos años de estadía del mediocampista en el conjunto argentino. En 2019, se expresaba la discrepancia por la ausencia de haberes por la dirigencia de Defensores de Uruguay. El 60% del pase, se cotizaba en 2.500.000 dólares, y solo la primera parte del importe, fue transferida al vendedor.

Es por ello, que la federación madre del fútbol mundial, vaticinó en febrero la obligatoriedad del Rojo en enviar el dinero en cuestión. Sin embargo, esta semana el organismo nucleado por FIFA, tomó partida en el asunto y el próximo 28 de agosto, los representantes de ambas instituciones se encontrarán en un video-audiencia.

El total demandado son 1.650.000 dólares, incluidos el 5% de interés. Independiente mencionó que restricción de giro de la moneda norteamericana no pudo aportar, y Defensor Sporting es consciente de que el cepo al billete fue posterior a la existencia de la deuda.