Luego de la obtención de la Copa Sudamericana 2017 con Independiente, Ezequiel Barco fue vendido al Atlanta United de Estados Unidos a cambio de 15 millones de dólares netos. Sin embargo, a más de dos años de su salida a la MLS, el delantero se mostró arrepentido de marcharse del Rojo.

“Me gustaría volver a Independiente. El Rojo me dio mucho, desde la pensión. Creo que me apuré en irme. Me hubiera gustado jugar la Libertadores. Con el tiempo creo que me fui temprano. En ese momento quería seguir progresando. Atlanta mostró mucho interés y aproveché”, expresó en una entrevista con De Fútbol Se Habla Así. Además, contó: “Con el Kun hablo por Instagram, pero no del retorno a Independiente”.

Respecto de su presente en Estados Unidos, señaló: “La MLS está a la altura. Es divertida. El día de mañana quiero jugar en Europa. Este es un trampolín para cumplir el sueño”, agregó.

Por otra parte, habló sobre la posibilidad de vestir la camiseta de la Selección Argentina en los próximos Juegos Olímpicos: “Batista (Fernando) me dijo que me iba a llevar. Espero que todo se mantenga para el año que viene”, alegó.