Anticipándose a la fecha estimada por la federación madre del fútbol mundial, Roma se pondrá en contacto con Newells Oll Boys en los próximos días, producto de la demanda del conjunto rosarino por la irregularidad del pase de Ezequiel Ponce al Spartak de Rusia en julio del año pasado.

Dicha transacción fue ficticia, ya que se constató la inclusión de Romagnoli, portero italiano. Este accionar significo una compresión de desestimación a las condiciones del delantero proveniente de las inferiores de la “Lepra”, que en cada transferencia del jugador, se adjudica un 40% de la cifra definitiva.

En consecuencia, la entidad de Roma accederá al pedido de Newells, determinado en 2.400.000 euros. De mediar las condiciones planteadas, no intervendrá el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).