El 26 de julio de 2019, Daniele De Rossi firmaba su contrato como nuevo jugador de Boca. El italiano volvía del retiro para cumplir su sueño de vestir la camiseta del Xeneize. Junto a Nicolás Burdisso (manager del club), el volante selló su vínculo por un año con opción a extender seis meses más..

Sin embargo, De Rossi podría rescindir su contrato e irse de Boca en diciembre del corriente año. Desde su llegada al conjunto dirigido por Gustavo Alfaro, el italiano disputó cinco encuentros y anotó un tanto. En su debut, el volante anotó un tanto en el empate Almagro por Copa Argentina (el Xeneize perdió por penales). Su salida se debería a las continuas lesiones y pocos minutos en el campo de juego.

Actualmente, De Rossi se encuentra con molestias físicas y no jugaría frente a River por las semifinales de la Copa Libertadores, el próximo 22 de octubre. El diario italiano Gazzetta dello Sport se refirió al ex Roma: “Lesiones y política: la luna de miel de De Rossi-Boca ya ha terminado: ¿Futuro en la balanza?”, titularon. Además, desde el periódico Corriere della Sera, señalaron: “De Rossi en Boca, el primer mal humor: hipótesis de despedida temprana”.