El defensor Gustavo Gómez intentará forzar su llegada a Boca por medio de una reunión entre su representante y los dirigentes de Milan.

El Xeneize realizó una oferta de 5 millones por el 80% del pase del paraguayo, pero el club italiano sigue poniendo trabas en la negociación. Este martes podría haber novedades, ya que desde Argentina enviarán un emisario a conversar directamente con el grupo inversor chino dueño del Rossonero.