Con el atenuante económico sobre sus espaldas, los dirigentes de Independiente prevén un proceso de transferencias distinto al del verano, más allá del interés de algunos clubes por quienes son denominados transferibles.

Tras varias idas y vueltas, referidas al abono de los haberes, el arquero del equipo y dos defensas del once titular de Lucas Pusineri, empiezan a ser depositados en primera plana, si las ofertas terminan de objetar la posible venta.

La oportunidad de resarcir el rumbo de la economía ante los vaivenes de los últimos años, la Comisión Directiva acentuó el coste de traspaso de los jugadores mencionados, según indica, Soy Del Rojo.

En el caso de Campaña, la salida seria accesible, ya que el patrimonio consolidado desde hace algunas temporadas, ahora disminuye en 2.000.000 de dólares. Tal suma consistiría en la lejanía del arquero bajo los tres caños del Libertadores de América.

Por su lado, la primera línea tiene dos principios de negociación específicamente estrictas. Es que Bustos comprende un coste de 5.000.000 de dólares, y el pedido personal, podría diferir en dicha eventualidad, ya que el lateral derecho optaría por ir a un club del exterior.

A su vez, Franco es la novedad concreta por las consultas que ha confesado su agente Gustavo. El zaguero central, evaluado en 6.000.000 de dólares, es seguido desde España, y Portugal respectivamente. No obstante, parte de la dirigencia coincide en que la valoración monetaria del defensor, se concentraría en USD 8.000.000.