En Avellaneda hubo fútbol del bueno en el cierre de la noche del domingo. Ambos equipos salieron a proponer, miraron el arco de enfrente como premisa, crearon situaciones y la diferencia terminó radicando en el arco y en la efectividad. Independiente derrotó 2-1 a Argentinos y está tercero en la Superliga.

A los 6 minutos, el Bicho se ilusionó con ponerse en ventaja con un cabezazo impecable de Nicolás González, que hizo lucir por primera vez a Martín Campaña. El local se mantenía ordenado, pero a la vez inquietaba con la movilidad de los delanteros.

A los 19 minutos, una media vuelta en el área de Emanuel Gigliotti puso en ventaja a los dirigidos por Ariel Holan. Sin embargo, la visita no renunció a las formas. Tuvo una gran oportunidad a través de Damián Batallini, pero nuevamente el arquero del Rojo mostró seguridad. Cuando la primera mitad concluía, el arquero Lucas Cháves se equivocó en la salida y Maximiliano Meza pudo ampliar la diferencia.

En el complemento, los comandados por Alfredo Berti salieron decididamente a atacar. Con un gran manejo en el medio, con verticalidad y actitud pudieron llegar al descuento. Primero lo tuvo Batallini y luego Gustavo Colman tuvo una chance neta, pero Campaña volvió a responder en forma brillante. Sin embargo, a los 40 minutos, Lucas Barrios pudo conseguir el descuento y le puso suspenso a un partido que fue apasionante de principio a fin.

Con este resultado, Independiente se ubica con 35 unidades y en la próxima fecha visitará a Tigre. Por su parte, Argentinos permanece con 27 puntos y en la siguiente jornada será local ante Newells.