Con 26 años Junior Alonso desembarcó en el Xeneize y rápidamente se ganó un lugar dentro del equipo. A su seguridad en el fondo le suma el plus de salir jugando, algo que aprendió de Marcelo Bielsa en su paso por Lille: “A los defensores nos obligaba a salir jugando prácticamente todas las pelotas. Nos enseñó mucho y eso se me quedó grabado y lo intento siempre”, reconoció en diálogo con Olé.

El debut de Alonso en la Bombonera fue ante Godoy Cruz y dejó buenas sensaciones que luego no tuvieron continuidad ante Lanús porque debió viajar a Paraguay por el nacimiento de su hija. Pero ante el Decano podrá ser de la partida, y Alfaro lo pondrá a cubrir la punta izquierda. Ante esto reconoció estar “muy contento porque sabe que yo puedo rendirle en ambas posiciones”.

De cara al funcionamiento del equipo que pretende Lechuga, el defensor paraguayo no dudó en remarcar lo que el entrenador le pide a la línea defensiva: “Nuestra obligación como defensores es mantener el arco en cero porque ahí arriba tenemos jugadores de jerarquía que en cualquier momento pueden hacer goles: Carlitos, Benedetto, Zárate, Wanchope. Nuestra tarea es dejarlos tranquilos y que ellos marquen la diferencia de mitad de cancha hacia adelante”.

Por último, además de su buen juego con los pies Alonso tiene llegada en ofensiva con los balones aéreos, un ítem donde se hace fuerte: “Puedo aportar en el juego aéreo. El entrenador tiene mucha esperanza y expectativa de lo que podamos hacer los defensores en las pelotas paradas porque es una situación en la que podemos sacar ventaja. Aunque siempre vamos a intentar superar a los rivales en el juego, a veces los partidos se cierran y no se puede lograr. Y una pelota parada puede cambiar un partido”, cerró.