Matías Suárez era la bandera con la que Belgrano soñaba evitar el descenso, pero a principios de año se fue a jugar a River y el Pirata sintió su ausencia, a tal punto que terminó perdiendo la categoría. El delantero habló sobre el tema y no ocultó sentir algo de responsabilidad.

“Siento un poco de culpa porque yo estoy muy ligado a Belgrano. Hay gente que lo entendió y otra que no. Yo dejé todo por esa camiseta y el único equipo al que me hubiera ido era a River. Salió la posibilidad y vine”, manifestó en una nota a  Clarín.

Sin embargo, no se mostró arrepentido por su llegada al Millonario, donde ya conquistó la Recopa Sudamericana, anotando un gol ante Paranaense. “Hoy solo pienso en este club y estoy contento. Me pone feliz que digan que estoy hecho a la medida de River. Espero estar un tiempo largo en este club y ganar muchos títulos”, dijo.