Boca obtuvo la Superliga Argentina con 48 puntos, conquistados a raíz de catorce victorias y seis empates (perdió tres encuentros). Además, a lo largo del certamen, participaron dos entrenadores bajo la conducción técnica del Xeneize: Gustavo Alfaro (16 fechas) y Miguel Ángel Russo (7 fechas).

Con Alfaro sentado en el banco, Boca obtuvo 29 de los 48 puntos conseguidos. Luego de dos días de consagrarse campeón, el ex entrenador del club de la Ribera dialogó con TyC Sports y expresó: “Contento por el campeonato que obtuvo Boca porque se lo merecían. Miguel conocía el club y le dio su impronta rápidamente. Logró el campeonato con claridad”, manifestó.

Consultado por cómo vivió la definición, contó: “Los goles no grito ni cuando dirijo. Estaba en el cumpleaños de mi hija en Nueva York, pero al tanto de todo lo que estaba pasando. Íbamos buscando la información en los celulares”, deslizó.

“Nosotros cumplimos el rol que teníamos que cumplir. Llegamos en un año complejo, difícil desde el punto de partida y con elecciones que en algún punto se metió también. Lo que hablamos con Nico Burdisso era ponerlo de pie a Boca y cuando terminamos, sentíamos eso”, expresó el DT sobre su paso por el club.

Por último, habló sobre el triunfo de Boca ante River en las semifinales de vuelta de la Copa Libertadores: “Más allá de la eliminación con River, cuando le ganamos, sentíamos que la historia se había dado vuelta y era cuestión de corroborarlo. Lo ganaron a lo Boca y como lo tenían que ganar. Nuestra misión terminó cuando le pusimos de pie a Boca. Después es todo de los muchachos y de Russo”, finalizó.