Leandro Paredes debutó en Boca en el 2010 y dos años más tarde, un tal Juan Román Riquelme habló sobre él: “Es el momento que demuestre lo bueno que es”, había dicho el ídolo del Xeneize. En diálogo con Fox Sports, el actual volante del PSG recordó aquella frase. “Cuando Riquelme dijo que yo era su sucesor, sentí mucha alegría. No pude jugar mucho junto a Román porque lamentablemente en ese momento jugábamos en la misma posición. Adelante mío tenía al mejor de la historia del club en esa posición”, manifestó Paredes.

Respecto de su salida del club en 2013, señaló: “Siempre lo dije, me hubiera gustado jugar más de lo que me tocó, pero las cosas se dieron así. Enojado no me fui, sí triste”, reveló. Y además, agregó: “Volver a Boca es una meta. Quiero volver bien, no para retirarme. Ayudar al club y devolverle al algo de todo lo que me dio”, sostuvo.

Por otra parte, Paredes habló sobre la lesión que sufrió por parte de Agustín Orión en el 2013, en un entrenamiento: “Dejen tranquilo a Agustín, ya pasó mucho tiempo. Nunca volví a hablar, pasó hace mucho y pasa en todos lados. Tuve la mala suerte de salir lastimado, no sé si me quiso lastimar”, declaró.

Además, el volante del PSG fue consultado por la continuidad de Neymar en el club parisino: “Nosotros hablamos mucho, me llama bastante. Va a seguir con nosotros”, afirmó.

Por último, habló sobre el presente de River y su relación con Sebastián Driussi: “Están en un momento muy bueno, lo merecían. No me da pica, todavía les falta mucho para alcanzarnos”, cerro entre risas.