San Lorenzo recibió un muy duro golpe como local con la derrota ante Central Córdoba SDE por 4-1 como local, un resultado histórico para uno y otro. Tras la abultada caída, y con el descontento generalizado de los hinchas, Juan Antonio Pizzi habló ante la prensa.

“Es el resultado más dolorosos de mis etapas de San Lorenzo, la previa y esta. Perder de local de esta forma es doloroso para todos, para mí, para los jugadores y para la gente. Hay que afrontarlo, sufrirlo y preparar el próximo partido”, dijo.

Y agregó. “El público es libre de expresarse y en este tipo de partidos es comprensible el mal humor que se genera por la situación. La gente tiene derecho a silbarnos”. También fue claro y conciso respecto de una pregunta sobre su continuidad. “Mi plazo es el 30 de junio, no lo quieran adelantar”.