Lucas Pratto será jugador de River. Pero antes de tomar un vuelo hacia Buenos Aires para la revisión médica y la firma del contrato, el delantero se despidió de Sao Paulo.

“Vuelvo a la Argentina por mi hija. Soy hijo de padres separados y en 29 años nunca tuve una figura paterna. El que tiene hijos entiende lo importante que es para mí estar cerca de mi familia”, expresó en rueda de prensa.

Y agregó que no se trata de un tema deportivo. “Si los valores que ofrecían no se correspondían con lo que quería San Pablo, me quedaba acá tranquilamente”. Además, reveló que en caso de volver a Brasil, el conjunto paulista tendrá la prioridad para recontratarlo.