Lo que era un rumor se convirtió en realidad: Celta de Vigo ofreció 5.5 millones de euros por la mitad de Lucas Martínez Quarta. Como era de esperar, el monto resultó insuficiente y fue rechazado desde las oficinas del Monumental. De todas maneras, el elenco español estaría dispuesto a aumentar la cifra en los próximos días.

La cláusula de rescisión del “Chino” es de 22 millones y River posee el 85% de la ficha, mientras que el resto pertenece a Kimberly de Mar del Plata. El vínculo del jugador expira en junio de 2021 y pesará a la hora de seguir las negociaciones.

Además, el zaguero habló con diversos medios europeos durante la pandemia y demostró sus ganas de pegar el salto. Será cuestión de horas para conocer a cuanto se estira el club de Galicia.