El mercado de pases empieza a tomar protagonismo con el correr de los días y todo indica que no habría grandes movimientos, a comparación de periodos anteriores. Así como se deben renovar algunos contratos, otros deben regresar de sus respectivos préstamos y en Boca Juniors están al tanto de estas situaciones.

El Xeneize ha cedido varios jugadores a préstamo y hace varias semanas surgieron noticias sobre Lucas Olaza. El defensor se encuentra en el Celta de Vigo y todo indicaba que el club español iba a ejercer la opción de compra que rondaba los cuatro millones de euros.

Sin embargo, con la aparición del coronavirus, las economías de los clubes empieza a ser afectada y la negociación por el lateral podría caerse. Ante este panorama, su representante Pablo Rivero puntualizó sobre dicha transferencia y las posibilidades de que el futbolista regrese al club de la Ribera.

En diálogo con Boca de Selección indicó: “En principio la intención del Celta era comprar el pase de Lucas, pero con todo esto no tuvimos más contactos. Lucas está a la expectativa de saber qué va a pasar con él. No ve con malos ojos volver a Boca. En el hipotético caso de que vuelva, habría que hablar con Boca para saber si lo va a tener en cuenta”.