La reducción de salarios en el fútbol argentino se implementó hace varios meses. Allá por marzo se constataban las primeras medidas de disminución de los contratos en la mayoría de los futbolistas de primera división y las divisiones menores. Es que la industria sigue en emergencia, y solo los ingresos fijos permiten una distribución acotada al cumplimiento de los empleados.

En Bajo Flores, predecían tal cuestión. Algunos valores del plantel son notorios, y uno de los jugadores experimentados termino cediendo en esta petición particular de la dirigencia. Santiago Vergini mantiene contrato hacia junio del 2022 y desde este momento comenzará a percibir un 50% menos de sus haberes.

El santafecino fue desplazado de las primeras variantes de Diego Monarriz en la temporada pasada, pero por su cooperación con la directiva, Mariano Soso lo integró a la delegación principal desde el regreso de las prácticas.