En la práctica de esta mañana, que Boca realizó en el complejo Pedro Pompilio, Wanchope Abila tuvo que dejar el entrenamiento por una molestia muscular. Rápidamente los estudios diagnosticaron una lesión muscular grado 2 en el sóleo de la pierna derecha.

Esta lesión le demandará al delantero estar afuera de las canchas mínimo 15 días, aunque cualquier pronostico es apresurado. Porque ese músculo tarda mucho tiempo en recuperarse. En principio, el delantero xeneize se perderá los partidos ante Argentinos, River y los dos choques con Cruzeiro por los cuartos de final de la copa Libertadores.