Todo indicaba que Boca y Cruz Azul había llegado a un acuerdo para la continuidad de Guillermo Pol Fernández. Sin embargo, el volante no acordó su continuidad en el club y se va de la institución de la Ribera. Su préstamo finalizaba el 31 de diciembre, pero el Xeneize tomó la decisión de darlo por finalizado con anticipación.

Pol Fernández llegó a Boca a principios del corriente año a préstamo por un año. Además, los dirigentes del Xeneize tenían la opción de compra por 7 millones de euros. Desde su vuelta al club, el volante disputó 15 partidos y anotó un tanto.

Mediante un comunicado, los dirigentes del Xeneize dieron a conocer la salida del volante: “Boca Juniors informa en relación a Guilllermo Fernández que, si bien el club tenía acordada con el Cruz Azul de México una opción de compra que vence el 31 de diciembre, en los últimos días el jugador comunicó que no quería continuar en la institución”, expresaron desde la institución de la Ribera.