Di María se convirtió en la cara visible de la lucha de una familia que perdió a su hijita de cuatro años por el síndrome urémico hemolítico. El volante de Manchester United y de la Selección Argentina no dudó en apoyar la causa.

Más allá de que su cabeza está puesta en los últimos partidos que encarará con Manchester United en la vigente temporada, y con la Copa América de Chile a la vuelta de la esquina, el volante rosarino demostró que además de sus cualidades nobles como futbolistas posee un gran corazón.

Esta vez Angelito, quien sufrió mucho por el nacimiento precoz de su pequeña hija Mía (con sólo seis meses de gestación y que la obligó a permanecer en incubadora), se solidarizó con la familia de Luz Dugo Medina, una chiquita de cuatros que murió en febrero del año pasado a causa del SUH.

Sus familiares iniciaron una campaña desde las redes sociales para tomar conciencia sobre la enfermedad y el Fideo, al enterarse, decidió participar activamente y aparecer junto a la imagen de Luz en una lucha por prevenir e informar más sobre esta enfermedad. Otro gesto más que destacable de Di María.

Foto: Olé