El DT de la Selección habló en conferencia de prensa antes del amistoso con Alemania y avisó que el médico del elenco argentino viajará a Barcelona para interiorizarse de la lesión de Messi. Ratificó el 4-3-3 como sistema.

Gerardo Martino está a horas de debutar como entrenador del seleccionado en un amistoso contra Alemania, en Dusseldorf, y a instantes de que empiece a rodar la pelota, el rosarino brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a la lesión que sufre el delantero Lionel Messi (sobrecarga muscular). “El médico (del seleccionado) irá a Barcelona para verlo”, informó el DT.

El Tata ahondó sobre sus sensaciones acerca del plantel que se encontró y sostuvo: “Pude comprobar desde adentro lo que veía desde afuera: Este es un grupo homogéneo”. Y agregó: “Lo primero que quiero hacer es tomar contacto con los jugadores. Hablar con algunos de ellos porque no están jugando, otros jugaron este fin de semana y tuvieron molestias menores”.

“Seguramente jugaremos con un 4-3-3, modificable un poco en función a cómo se estructura el mediocentro de Alemania. Teniendo en cuenta que en el Mundial jugó con un iniciador y dos interiores y otros donde tuvo dos pivotes y otra mediapunta”, enfatizó sobre el sistema táctico a utilizar.

“Es probable que en el algún momento podamos utilizar otro esquema porque el rival nos presenta una dificultad que debamos resolver de un modo diferente. Pero estamos en un proceso inicial. Independientemente del sistema táctico a utilizar, buscaremos ser protagonistas, de tener posesión de la pelota, que sepa cuando elaborar y cuando hacer ataques directos. Puede haber modificaciones”, comentó el rosarino.

“Cuando uno quiere jugar tan arriba y presionando tan alto, el desequilibrio puede tener consecuencias fatales. Veremos cómo poner los mejores en el equipo, pero estando lo suficientemente equilibrados para no tener consecuencias. Lo iremos logrando con el paso del tiempo y de los partidos. Aprenderemos de los errores. Buscaremos en el corto plazo encontrar el funcionamiento adecuado. El desequilibrio siempre termina siendo una gran preocupación”, aclaró Martino.

Alejandro Fernández Llorente – @alejandrofll

Foto: Clarín